Turismo Jávea – Xàbia

Los 5 momentos que no debes perderte en La Nit dels Focs de Xàbia

La víspera de Sant Joan es una noche llena de magia que se celebra por todo el Mediterráneo. En Xàbia es más especial aún. La Nit dels Focs de Sant Joan -así es como se la conoce- tiene consideración de Fiesta de Interés Turístico Local de la Comunitat Valenciana.
En ella se unen el fuego, el agua, los rituales y la música como elementos imprescindibles del solsticio de verano. Es uno de los momentos más importantes de Les Fogueres, las fiestas grandes de Xàbia, en la que tienen lugar más actos que puedes consultar aquí.
¿Pero en qué consiste realmente esta fiesta? ¿Qué es lo que no debes perderte para vivirla con toda la intensidad? Estos son los 5 momentos imprescindibles para disfrutarla al máximo:

1. Colocarte la corona de vidriella

Coronas de vidriella

Jóvenes con la tradicional corona de vidriella

Puede parecer un poco hippy pero lo cierto es que es una tradición muy antigua. Colocarse la corona de vidriella (una planta trepadora típica de la vegetación de la cuenca mediterránea) es el primer paso para imbuirse en el misticismo de la noche de Sant Joan. La vidriella la encontrarás junto a las hogueras, mucho antes de que empiecen a arder. Ve pronto, que se acaban. Ah, como es parecida a una liana, es muy fácil enroscarla y convertirla en una corona. Que no te dé vergüenza. En seguida vas a ver que la lleva puesta todo el mundo.

2. Saltar las hogueras

 

Focs de Sant Joan

A punto de encender una de las hogueras

¿Ya estás coronado con la garlanda? Entonces estás listo para hacer el recorrido por las hogueras. Este pasacalle multitudinario rodea el Centro Histórico, siempre acompañado por la música tradicional de la ‘dolçaina i el tabalet’. Las pequeñas hogueras (els focs) son de leña; eso sí, en Xàbia también se planta un monumento fallero, que se quema el día siguiente -24- en La Cremà). Conforme avanza el pasacalle se van encendiendo las hogueras. Y llega el emocionante momento de saltarlas. Si es tu primera vez, te recomendamos que esperes al final porque las primeras llamas son muy altas y hay mucha gente en poco espacio.

Saltando una hoguera

Un valiente salta una hoguera recién encendida

También verás que se lanzan habas tostadas. Este ritual forma parte de la leyenda de que era un buen presagio para las jóvenes solteras guardárselas bajo la cama para conseguir a su amado.

3. Danzar alrededor de la hoguera típica

Hoguera típica

La gran hoguera de trastos viejos antes de ser quemada

El recorrido acaba en la calle Raval de Baix. En este punto verás una hoguera, mucho más grande que las anteriores, formada por trastos viejos. La quema de estos enseres simboliza que nos deshacemos de todo lo que ya no queremos, de la estación pasada, de los malos recuerdos… de lo que tú quieras. ¡Es el momento de purificarse y empezar de nuevo! No tengas reparo en unirte al corro que se forma alrededor de la hoguera y cantar con ellos la canción típica de Sant Joan: “Como una flor que ebria de besos esclata, Xàbia por San Juan en fiestas se desata…” . ¿No te la sabes? Escúchala aquí y, si quieres, también puedes aprenderte la letra.

Y antes de que se apague el fuego debes despedirte de la corona. Lánzala a la hoguera y pide un deseo.

4. Vivir la emoción del Correfoc

 

Un momento del Correfoc de Xàbia

El Correfoc en el momento final, en la Plaza de la Constitución

A continuación empieza otro de los momentos más emocionantes y esperados: el Correfoc. Un espectáculo de luz, música y cohetes que transcurre por parte del recorrido anterior. Si debutas en un Correfoc obsérvalo desde lejos, al menos al principio. Fíjate en cómo lo hacen los participantes experimentados. Te aconsejamos llevar sombrero y protección para el cuerpo. Cuando ya hayas cogido confianza, puedes unirte a los que cantan: “No hi ha coets, no hi ha coets!”. Es una frase para llamar la atención de los diablos que lanzan los cohetes.
El Correfoc acaba en la Plaza de la Constitución, centro neurálgico de los eventos en Fogueres. Allí se congregan miles de personas que van llenando la plaza poco a poco. Y también llegan els dimonis (los diablos) -en Xàbia son fijos los de Xarxa Teatre-; esos encapuchados que se han encargado de tirar miles de cohetes y divertir a la gente durante más de una hora. Y cuando parece que todo ha terminado tiene lugar un último y vibrante lanzamiento de fuegos artificiales al son de la fantástica música de tambores. ¿Quieres verlo? Dale al play.

5. Mojarse los pies en el mar o verbena… hasta ver amanecer.

Amanecer

Vista desde el Puerto de Xàbia al amanecer

La tradición mediterránea de la noche de San Juan termina en muchos lugares con la pureza del agua; del agua del mar en este caso. En Xàbia muchas personas se trasladan hasta el Puerto -puedes hacerlo a pie; son unos 20 minutos- tras el Correfoc. Y en la Playa de la Grava sumergen sus pies en el agua dando por finalizado todo el ritual. Por otra parte, también tienes la opción de seguir la fiesta en la misma Plaza de la Constitución porque nada más terminar el Correfoc empieza la verbena. En ambos casos es más que probable que veas amanecer. Recuerda que es la noche más corta del año.

Y para acabar creemos que te va a gustar este vídeo en el que en apenas un minuto vas a ver todo lo que te hemos contado.

¿Qué, te animas a vivir La Nit dels Focs? ¿Cuál es tu momento preferido si ya has estado alguna vez?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *