Turismo Jávea – Xàbia

10 cosas que hacen de La Plana de Xàbia un paraje incomparable

A escasos metros del mar pero en completo silencio. De fácil acceso pero en plena naturaleza. De vistas increíbles pero que superan lo que imaginabas. La Plana de Xàbia es un mundo aparte. Un lugar prácticamente único en todo el Mediterráneo occidental. El paraje natural que lo conforma -el Cap de Sant Antoni, declarado Reserva Marina y perteneciente al Parque Natural del Montgó- y la identidad de la huella humana lo convierten en un espacio que, a pesar de estar situado a tan solo unos pocos quilómetros del casco urbano de Xàbia, está alejado de mundanal ruido.

Cabo de San Antonio

La Plana se extiende deste el Montgó hasta el mismo Mar Mediterráneo

Es un lugar extraordinario desde hace siglos. Y los testimonios naturales y humanos así lo atestiguan. Una visita a La Plana es imprescindible para conocer cómo era la vida (economía, sociedad, arquitectura…) hace tan solo unos años.

Hemos seleccionado algunos hitos que no te puedes perder cuando llegues a esta gran planicie que forma el Montgó cuando da su brazo a torcer frente al mar.

Los molinos de viento

Molinos de La Plana de Xàbia

Vista de los Molinos

Las construcciones más reconocibles desde varios quilómetros de distancia son Los Molinos de la Plana. Destinados a moler el grano de los cereales cultivados antaño, estas grandes maquinarias fueron estratégicamente instaladas para aprovechar el viento que sopla allí arriba y que tiene un nombre: llebeig, lebeche. Un primer molino fue levantado en el siglo XIV, los otros tiempo después, y afortunadamente más de uno del conjunto de once han sobrevivido hasta nuestros días. De hecho, varios han sido restaurados y han vuelto prácticamente a su estado original. Además de los molinos en sí, el lugar es un mirador fantástico a Xàbia y su bahía. Más información.

Cómo llegar: en coche por el Camí dels Xiprers desde la carretera principal del cabo y a pie por la ruta que asciende desde el casco urbano de Xàbia.

El faro

Faro del Cabo de San Antonio

El faro fue inaugurado en 1885

Desde 1885, este faro lleva iluminando las travesías de los miles de barcos que durante tantos años han surcado estas aguas. Situado a 175 metros de altura, es una especie de fin del mundo, lo siguente es el abismo, los grandes acantilados. Desde allí en los días claro se distingue en el horizonte la isla de Ibiza. En el futuro el faro se convertirá en un centro de interpretación de la reserva marina.

Cómo llegar: seguir por la carretera principal del cabo. A pie también se accede por la ruta que sube desde el Puerto de Xàbia.

Los acantilados

Acantilados

Los acantilados enamoraron también a Sorolla, que los inmortalizó en uno de sus cuadros.

Inmensos, espectaculares y -atención- siempre peligrosos. Los acantilados que forma el Cap de Sant Antoni son imponentes. Acercarse a ellos es descubrir la inmensidad de las estribaciones del Montgó en el mar. En ellos anidan aves únicas como el águila pescadora. Y hace un tiempo eran recorridos todas las noches por los carabineros que vigilaban que los contrabandistas no lograsen su objetivo. El pintor Sorolla tampoco se resistió a su belleza y pintó cuadros en estos acantilados.

El Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles

Monasterio de Nuestro Señora de los Ángeles

Entrada al monasterio.

El Monasterio fue construido en los años sesenta sobre una ermita del siglo XVIII que, a su vez, había sido levantada donde en el siglo XIV existió otro monasterio. Aquel fue pasto de un feroz ataque de piratas que incluso secuestraron a los monjes que lo habitaban y se los llevaron a una ciudad del norte de África para pedir un rescate. Tras aquel suceso fue abandonado.

Cómo llegar: está situado junto a la carretera principal de La Plana.

Las fiestas

Fiestas de La Plana de Xàbia

En las fiestas no falta una cena de hermandad. Foto: www.javeaamigos.com

La Plana celebra unas fiestas populares propias dedicadas a la Virgen de los Ángeles, cuyo día central es el 2 de agosto. Cada año un grupo de mayorales se encarga de que estos festejos se mantengan vivos.

El antiguo cuartel de carabineros

Cuartel de carabineros de Xàbia

Estado actual del antiguo cuartel

Los carabineros son claves para entender la historia de La Plana. En el siglo XIX prácticamente todas las familias que vivían en esta zona, conocidas como “planeros” tenían entre sus miembros a un carabinero. Se encargaban de controlar que no hubiese contrabando en una zona habitual de desembarcos como era aquella. Este cuartel fue abandonado hace ya muchos años y recientemente ha sido adquirido por el Ayuntamiento de Xàbia para darle un nuevo uso.

Cómo llegar: seguir el Camí del Quartell, situado frente al monasterio.

Los hornos de cal

Calera

Uno de los hornos de cal que han sido restaurados

La elaboración de cal para el revistimiento de casas y la argamasa para la construcción fue en su momento parte de la economía de la gente de La Plana. Varios de estos hornos ha sido recuperados y es posible visitarlos.

Cómo llegar: frente a la entrada del área recreativa y hay otro en el camino que va desde la misma área al antiguo cuartel.

El área recreativa

Merendero de La Plana

Desde el área recreativa también hay unas bonitas vistas al mar

Es una área recreativa acondicionada para el aparcamiento de vehículos. Dispone de muchas mesas repartidas en las que es posible disfrutar de un día en familia al aire libre y con un paisaje fantástico.

Cómo llegar: el área está situada junto a la carretera principal, cuando ya hemos pasado el monasterio.

La piedra seca

Camino

Muros de piedra en un antiguo camino de La Plana

La arquitectura de las casas de La Planta también es auténtica, como todo su entorno. La piedra es la protagonista del paisaje. En las casas por las paredes, que no se enlucían, y en los muros, acequia, cabañas… por el uso de la piedra seca como forma de construcción. En la actualidad existen algunas viviendas que han mantenido este estilo.

La reserva marina


Tan cerca, tan lejos. El mar casi lo envuelve todo en el Cap de Sant Antoni. Ahora bien, la altura de la planicie condicionó que durante años, eran sólo los hombres, aquellos mismos carabineros, los que bajaban por los peligrosos barrancos a pescar y sacarse en un extra del escaso jornal. Aquel mar es en la actualidad una de las reservas marinas más importantes de la costa mediterránea española. Aves marinas y peces cuentan desde 1993 con una protección que permite su reproducción y ha posibilitado la reaparición de especies que en su momento desaparecieron: el águila pescadora y el mero, son dos de ellas. Más información sobre la reserva marina.

Cómo acceder a la Plana:

  • En coche: por la carretera de Xàbia a Dénia, encontrarás el desvío indicado a la derecha.
  • A pie: existen diferentes rutas para llegar. Una de las más bonitas es la que parte desde la Cala del Pope, en el Puerto de Xàbia, y asciende por el Cap de Sant Antoni. El recorrido, junto al mar, ofrece unas vistas impresionantes. También puedes subir por la ruta del Putxol; te garantizas unas grandes panorámicas y llegas rápidamente a los Molinos. En tercer lugar, es posible acceder a La Plana desde Dénia. En este caso la ruta parte desde el final de Les Rotes y pasa por la Torre del Gerro.

El Departamento de Turismo organiza rutas que recorren parte de La Plana. Tienes más información aquí, llamando a las Oficinas de Turismo (teléfonos: 965794356 – 965790736 – 966460605) o escribiendo a info@xabia.org

La Plana es un espacio natural único que ha sufrido varios incendios a lo largo de la historia. El más grave hace unos pocos años, en 2014. Te pedimos que extremes la precaución cuando estés en la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *